Lo local, mola

En un mundo cada vez es más global, lo local gana terreno. La globalización ya no está de moda y el consumidor apuesta más por los productos autóctonos, por los comercios del entorno, por el trato personalizado y cercano…

Además, como agencia de publicidad sabemos que la mayor cercanía, la posibilidad de personalizar más y mejor, el conocimiento de las costumbres y realidades locales… se traduce en una mayor efectividad de las campañas de publicidad. Por tanto, podemos decir que lo local, mola.