El blog como soporte publicitario

10 febrero 2015

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Si hace 4 años, alguien le hubiera contado a Silvia Navarro que ese blog al que, inocentemente, subía fotos de sus outfits, le llevaría a la edición de un libro, la creación de su propia firma de moda o la apertura de dos tiendas físicas con su nombre, seguro que se hubiera reído. Sin embargo, todo esto es hoy realidad para ella. Y todo empezó con un simple blog de la plataforma blogger.

Al Limón

Blog de Silvia Navarro

Sin ir tan lejos, como en el caso de esta murciana de adopción, es cierto que cada vez existen más bloggers que viven (¡y no mal!) de contar al mundo su particular visión sobre un tema a través de sus respectivos rinconcitos web.

Resulta curioso ver cómo, en cuestión de unos pocos años, los blogs han evolucionado hasta convertirse en fuente de ingreso para muchas personas, y no porque vendan nada a través de los mismos, sino por los ingresos de publicidad que reciben de las marcas o empresas que quieren que hablen de ellos en sus post, o que quieren contar con ellos como influencers.

No hace falta tener un nombre o rostro conocido, ni tener un conocimiento profundo sobre aquello de lo que hablas. Sólo necesitas seguidores: gente a quien (por un motivo u otro) le apetezca leerte y lo haga con cierta frecuencia. Y si lo consigues, enhorabuena, porque muchas marcas querrán usarte como prescriptor de sus productos y podrás empezar a sacarle partido económico a tu blog.

Si eres una marca, los formatos a través de los cuales publicitarte desde un blog son diversos: banners, post patrocinados, storytellings relacionados con tu producto o marca, pruebas de producto… Obviamente, cada formato tiene sus particularidades, por lo que su elección debería estar integrada dentro de la estrategia de campaña que corresponda en cada caso.

No obstante, todos tienen importantes ventajas en común:
1. Sabrás que la imagen de tu marca/producto está impactando directamente sobre un target afín al tuyo.
2. Contarás con el valor de confianza e influencia que poseen los blogger como prescriptores.
3. Podrás beneficiarte de todas las ventajas que posee la publicidad online, especialmente, el control de impactos o visitas sobre tu banner o post.

De modo que ya sabes, sumérgete en la blogosfera… ¡y a vender!

 

Ester Sánchez-Valverde, ejecutiva de cuentas

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email