Trabajo en equipo: si quieres ir lejos, ve acompañado

Trabajar bien en equipo se ha convertido en una de las habilidades más necesarias para poder conseguir cualquier objetivo que nos propongamos. Ya sabes: si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres ir lejos, ve acompañado.

Según Xesco Espar, ex entrenador de élite, estos son algunos de los valores más importantes para que un equipo funcione:

La generosidad. Ser generoso significa dar más de lo que se recibe, especialmente cuando algún compañero te necesita, respondiéndole y ayudándole con agrado y buena predisposición.

La humildad. Es importante entender que hay días en los que no todo te sale bien, que no lo sabes todo y asumirlo nos cuesta. Es más fácil ser generoso que ser humilde pero son dos valores complementarios. Si no tenemos un equipo unido donde hayan compañeros generosos y humildes, el buen funcionamiento del equipo se puede resentir.

El entusiasmo. La magia del entusiasmo es ese sentimiento de alegría, de tener ganas de hacer cosas. Con entusiasmo se puede lograr casi todo y además ¡es contagioso!

La confianza. Cuando tenemos confianza en nosotros mismos, tenemos más seguridad a la hora de proponer, trabajamos con más intensidad, arriesgamos más. Por esta razón es importante no centrarnos solo en las críticas o las correcciones, también debemos felicitarnos y alegrarnos por los logros conseguidos.

La unión. En la medida en que un equipo este motivado y sienta el compañerismo va a favorecer su cohesión, su unión.

El compromiso. El compromiso empieza cuando la diversión se acaba. Cuando el cansancio y la apatía se adueñan de uno. El compromiso es mostrar todos los valores anteriores cuando las circunstancias no son favorables. Un verdadero equipo sin compromiso no es nada.

El trabajo en equipo saca lo mejor de cada uno y genera buenos resultados; ¡de eso estamos seguros!, ¿y tú?

Mariángeles Pérez, responsable de Producción

Imagen vía datuopinion.com