El momento y el lugar de la campaña

2 diciembre 2013

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Las campañas de la DGT han tenido diferentes ópticas: anuncios informativos, macabros, sangrientos, incluso utilizando el humor… El objetivo está claro, salvar vidas, pero la forma de conseguirlo no. ¿Es eficaz utilizar mensajes de alta dureza? ¿Se debe utilizar, por el contrario, un mensaje más “paternalista”? El problema es que a cada uno estos mensajes nos impactan de una forma diferente.

Más allá de los mensajes y de su contenido, de la eficacia de persuadir con una u otra estrategia, de utilizar mensajes demasiado directos, testimoniales o campaña más informativa, me parece fundamental hablar del momento en que pretendo llegar a mi público objetivo y del lugar.

Un ejemplo de llevar el mensaje al momento en que tiene que ser recordado, es la utilización de coches siniestrados reales como vallas publicitarias. El resultado fue un descenso del 40% las multas por velocidad, del 50% por alcoholismo y del 25% de violaciones del código de circulación en general.

A lo mejor, el problema no está tanto en el mensaje, sino en cuando se da este mensaje y si verdaderamente es recordado cuando nos ponemos al volante de nuestros vehículos.

Cuidado con la carretera.

 Fernando Caride, director Creativo Ejecutivo

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email