Marcas en serie

20 agosto 2014

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los productos se fabrican en serie, pero las marcas no deberían comunicar en serie, por eso hoy en día asistimos con cierta normalidad a la ruptura de las fronteras de los medios tradicionales a cargo de determinadas marcas, que pasan a convertirse en contenido de comunicación, información o, simplemente, ocio.

Dicen que el anuncio más largo de la historia es el salto desde la estratosfera de RedBull, pero esto no es algo nuevo, ya que antes lo fue “Náufrago”, la película de Tom Hank y FedEx o Los Soprano y el Prozac.

Generar contenido, ya sea para ser disfrutado desde una pantalla o en directo, se está convirtiendo en la nueva forma de hacer publicidad. Yo diría; en la nueva forma de hacer visible las marcas. Y de asociarlas a los valores que supuestamente las definen.

¿Es el patrocinio el nuevo “soporte publicitario”? No. No estoy hablando de que las marcas patrocinen eventos, sino de hacer que las marcas creen contenidos.

Es una simbiosis que funciona: la marca se garantiza llegar a su público con el mensaje que quiere; el producto, serie, película o grupo musical lo utiliza como trampolín mediático y, por supuesto, los medios obtienen producciones de calidad que garantizan audiencias.

Y todo para que el público obtenga entretenimiento de calidad que asociará a nuestra marca y a nuestros valores.

El spot de televisión, la cuña de radio, el anuncio de prensa o la valla se seguirán utilizando para “hacer anuncios”, incluso para comunicar estos eventos, pero realmente estamos ante la creación de contenido para todos estos medios y, por qué no, ante el nacimiento de un nuevo soporte en sí mismo.

Fernando Caride, director creativo

Foto: www.redbullcaribbean.com

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email